Imagina…

Imagina…

…ralentizar el tiempo hasta escuchar cada una de las gotas de lluvia que golpean el cristal.

Plic

Plic

Plic

Imagina la lentitud de mi caricia, avanzando por tu piel.

Milímetro a milímetro.

Segundo a segundo.

Imagina un tiempo que pasa lento. Quieto, si no fuera por cada pelo que se eriza tras tu beso.

Imagina…

…ralentizar el tiempo para alargar cada hora,

minuto

y segundo.

Poder retenerlos en la memoria y parar así el reloj cuyo tic-tac

(traicionero)

recuerda que queda cada vez menos para separarnos.

Y no volver a vernos.

2018-09-01T12:00:03+00:00

Leave A Comment