‘El método 15/33’, de Shannon Kirk

Hay libros cuya sinopsis te engancha. Y la de El método 15/33 me llamó mucho la atención. Resumida en un tuit, quedaría así:

Una chica de dieciséis años, embarazada, raptada y recluida durante días, planea solo dos cosas: escaparse de sus captores y vengarse.

El método 15/33
El método 15/33

 

¿Lo malo? Nunca hay que juzgar un libro por lo que hay escrito en las solapas.

¿Lo bueno? Que he aprendido la lección. Leed la reseña completa en El BuscaLibros.

‘El universo en tu mano’, de Christophe Galfard

El título del libro es toda una declaración de intenciones: contener todo el universo entre sus tapas, para que viajes por él con tu imaginación. Y Christophe Galfard lo ha conseguido. Desde la más pequeña y esquiva de las partículas hasta los cúmulos de galaxias, el autor hace un recorrido por casi toda la física actual: de la física de partículas a la cosmología, pasando por la relatividad general de Einstein. Sigue este viaje en El BuscaLibros.

The View from the Cheap Seats, de Neil Gaiman

A Gaiman lo empiezas a leer por su ficción y lo sigues leyendo por lo que opina sobre el mundo. Más bien por cómo vuelca esas opiniones al mundo: de un modo calmado, articulado y con ese puntito inglés de «discutamos, pero sin que nos agríe la sesión de té con pastas». Si quieres saber por qué me encanta cómo mira el mundo a través de este libro, sigue leyendo en El BuscaLibros.

‘¿Quién le zurcía los calcetines al rey de Prusia mientras estaba en la guerra?’, de Zidrou y Roger Ibáñez

Hay heroínas sin capa, que realizan proezas cada día. Este es un cómic dedicado a una de ellas.

Muchas veces se asocia el mundo de las viñetas y bocadillos con mundos de fantasía, poblados de superhéroes. En la vida real, sin embargo, hay vidas que rara vez aparecen retratadas en los libros, en los cómics y en el cine. Son vidas cotidianas, de personas cercanas, vecinos, familiares. Vidas con sus pequeñas miserias y sus grandes alegrías.i quieres conocer esta absoluta preciosidad de cómic, sigue leyendo en El BuscaLibros.

==

Me hace mucha ilusión poder empezar a colaborar con El BuscaLibros, por muchas razones. La primera es que me gusta hablar de libros, y ellos lo hacen maravillosamente. La segunda es que me gusta que me recomienden libros y cada uno de los colaboradores se toma su tiempo para hacer una pequeña carta de presentación de los libros que le han gustado (o que ha odiado, que para todo hay cabida).

Y la tercera es una razón egoísta. Hacer reseñas de libros te obliga a leerlos distinto, con más atención y en mayor profundidad. Te obliga a analizarlos, a enfrentarte al libro y a ti mismo. Y eso siempre es bueno.